Cuidado para el Rostro

TÓNICOS E HIDRATANTES FACIALES

"¡Una piel hidratada es piel feliz!"

Refrescar y tonificar tu piel juega un papel clave para estimular el flujo sanguíneo natural y aportar un extra de hidratación, que ayuda a que la piel luzca un aspecto saludable. Tonificar también ayuda a cerrar los poros por lo que este paso también ayuda a prevenir impurezas y la aparición de granitos.

 

Tras tonificar, aplica una hidratante facial natural de calidad antes de salir o maquillarte. Esto no sólo proporciona al cutis hidratación e ingredientes beneficiosos, sino que también ayuda a formar una barrera protectora para evitar que la piel absorba polución y suciedad, así como proteger contra el envejecimiento y los nocivos rayos del sol. ¡Proteger y prevenir!